Efecto Westermarck y el GSA.

Westermarck (1891), creía que la selección natural había moldeado las tendencias sexuales de toda nuestra especie previniendo las relaciones entre familiares cercanos. En todas las sociedades occidentales actuales existen tabúes normativos, es decir, conductas e ideas que no son aceptadas socialmente por motivos que tienen que ver, al menos en parte, con la moral dominante o las creencias religiosas asociadas a esa cultura. A algunos de estos tabúes, como el homicidio intencionado o el canibalismo, es fácil encontrarles inconvenientes desde un punto de vista pragmático, porque en caso de generalizarse, podrían desestabilizar el orden social y producir una escalada de violencia, entre otras cosas. Pero en el caso del incesto la inhibición social se puede considerar ¿un condicionamiento operante? Continuar leyendo “Efecto Westermarck y el GSA.”