De identidades de género, contra sexualidad post y trans-humanismo.

Abordar la realidad de la sexualidad “transgenero” o las conductas y contra sexualidades “no binarias”, siempre es complicado. Y más si el que da su opinión al respecto es un, pero que muy deconstruido cincuentón cisgenero hetero-normativo, digo esto por lo del etiquetaje social. Mi intención con este “post”  es describir una realidad que en cierta manera  me causa curiosidad; sobre todo en el colectivo de los jóvenes y adolescentes. Curiosidad y quizás preocupación, por no entender un mundo que quizás va demasiado rápido, por lo menos para mí.

Continuar leyendo “De identidades de género, contra sexualidad post y trans-humanismo.”

Vergüenza vs Coraje…

¿Quién no ha sentido vergüenza o culpa, alguna vez en la vida? Sabemos que estos afectos más que emociones, están ligados a las conductas prosociales. La vergüenza (no ser…) solo aparece ante la mirada del “otro”, ante alguien que nos puede juzgar o ante quien deseamos aparecer como válidos y excepcionales. La culpa por el contrario (no hacer…) aparece ante nuestra propia mirada.

Continuar leyendo “Vergüenza vs Coraje…”

Psicopatía: “nature vs nurture” las dos caras de Narciso…

¿Son las dotes ingénitas del individuo (naturaleza) y los rasgos congénitos (herencia) como se postula en la teoría del “nativismo” o “empirismo” filosófico respectivamente, las que crean una personalidad determinada? O, por el contrario, ¿son las experiencias personales (crianza y educación), las causantes de las diferencias individuales en rasgos del comportamiento, respecto a una posible tendencia de personalidad psicopática?

Continuar leyendo “Psicopatía: “nature vs nurture” las dos caras de Narciso…”

Miedo: emoción vs constructo social…

El “miedo” conceptualmente lo podemos definir como una respuesta emocional puntual, normal y necesaria como proceso adaptativo en el desarrollo del ser humano. Aunque también puede ser una respuesta condicionada, que se gestiona a través del aprendizaje respecto a estímulos percibidos como aversivos.

Sin embargo, lo que denominamos “fobia” (del griego “fobos” pánico) no es una emoción, sino una sensación intensa, persistente en el tiempo y desproporcionada ante una posible situación u objeto que no representa un peligro real. La cronificación en el tiempo hace que la fobia sea desadaptativa y patológica, implicando un malestar importante en la persona que la sufre, al contrario que el miedo.

Continuar leyendo “Miedo: emoción vs constructo social…”