Memorias del clan familiar.

En post pasados, hemos hablado de la memoria. En este caso volvemos a hablar del tema, pero desde un punto de vista mucho más controvertido. Hoy trataremos lo que se puede denominar “memorias de clan”. Y voy a intentar enfocar este tema de la forma más científica posible. La investigadora israelí Zahava Solomon es una de las personas que más ha trabajado sobre la transmisión generacional del trauma en la Universidad de Tel Aviv y la neurobióloga Rachael Yehuda es una de las principales investigadoras sobre los efectos neurales del trauma generacional y psicosocial, sobre todo en las personas descendientes de las víctimas del holocausto nazi, siendo la jefa de psiquiatría y neuropsicología del hospital Monte Sinaí en Nueva York.

Yehuda (2015) ha demostrado que hay claros cambios en los niveles de cortisol y otros marcadores fisiológicos de la ansiedad en este tipo de sujetos. No obstante este fenotipo, también se puede dar en niños traumatizados o abusados, Lo que está claro, es que se ha podido comprobar en numerosos estudios, tanto del holocausto nazi, como en estudios a familiares de soldados de la primera guerra mundial, aniquilados con gas mostaza; que el sufrimiento traumático de los padres se puede transmitir hasta en cuatro generaciones. Incluso hay algunas tribus nativas norteamericanas (los navajos) que afirman que no son cinco generaciones sino siete, lo mismo que en el modelo animal. En referencia a los estudios realizados vinculados a las masacres y a las marchas forzosas de exilio, reubicación territorial y asimilación cultural que sufrieron estas tribus en las guerras indias norteamericanas a finales del siglo XIX.

Continuar leyendo “Memorias del clan familiar.”

La individualidad y el auto concepto…. la teoría del “self”

Desde el principio de los tiempos y desde que al “homo sapiens” se le presupone “conciencia”. El ser humano ha necesitado plantearse su propia existencia con el fin de llegar a tener un auto concepto sobre sí mismo y un concepto respecto de su entorno. El estudio de la conciencia, los procesos que la constituyen y los atributos que se le adjudican han estado siempre presentes en la historia de la filosofía, de la psicología, de la sociología y últimamente también en las neurociencias y en la psicopatología.

Así los filósofos consideran el “self” (término anglosajón que podemos traducir libremente como “conciencia reflexiva”) una parte del libre albedrio y del conjunto de los conceptos morales a nivel social. Los neurocientificos piensan que el cerebro derecho y sus funciones reguladoras son las que conforman el “self”. Los psicólogos no concebimos el “self” sin un modelo de sujeto, que busque dar un sentido a la vida como necesidad. Los sociólogos creen que el “self” es la interacción de un comportamiento individual como consecuencia a las reacciones de un comportamiento grupal o social. Y en psicopatología se estudia el “self” en función de los límites mentales del individuo a raíz de un posible problema de conducta o trastorno de personalidad.

Pero… ¿qué es lo que denominamos “self”?… ¿es parte integrante del sujeto?, ¿es lo mismo que el “yo”?.. ¿es un sistema mental abierto o cerrado?… ¿tiene continuidad en el individuo?…

Bueno, empecemos con un poco de historia…

Continuar leyendo “La individualidad y el auto concepto…. la teoría del “self””

Terapias Psicodinámicas y psicoanálisis…

En psicoterapia el término psicodinámico hace referencia a aquellos modelos en los que el conflicto intrapsíquico tiene un papel central en el inconsciente. Un aspecto fundamental de las terapias psicodinámicas, es que éstas se centran en el pasado. El modelo con mayor relevancia histórica es el psicoanálisis de Sigmund Freud (1856-1939), aunque la psicodinámica abarca también la psicología individual de Alfred Adler (1870-1937) y la psicología analítica de Carl Gustav Jung (1875-1961). Continuar leyendo “Terapias Psicodinámicas y psicoanálisis…”

Efecto Westermarck y el GSA.

Westermarck (1891), creía que la selección natural había moldeado las tendencias sexuales de toda nuestra especie previniendo las relaciones entre familiares cercanos. En todas las sociedades occidentales actuales existen tabúes normativos, es decir, conductas e ideas que no son aceptadas socialmente por motivos que tienen que ver, al menos en parte, con la moral dominante o las creencias religiosas asociadas a esa cultura. A algunos de estos tabúes, como el homicidio intencionado o el canibalismo, es fácil encontrarles inconvenientes desde un punto de vista pragmático, porque en caso de generalizarse, podrían desestabilizar el orden social y producir una escalada de violencia, entre otras cosas. Pero en el caso del incesto la inhibición social se puede considerar ¿un condicionamiento operante? Continuar leyendo “Efecto Westermarck y el GSA.”