El trauma en la infidelidad de pareja…

La infidelidad es una de las principales causas de separación en las parejas. Genera daños psicológicos que perduran en el tiempo y provoca trastornos psicológicos como ansiedad, trastornos somatomorfos y psicosomáticos incluso enfermedades mentales como la depresión. A pesar de que la infidelidad tiende a ser vista y asimilada de la misma manera universalmente, resulta imperativo definirla con respecto a ciertos constructos específicos en función de la evolución socio-cultural y de lo que se puede considerar como una relación de pareja en la actualidad.

Continuar leyendo “El trauma en la infidelidad de pareja…”

El abuso sexual infantil desde el psicoanálisis. Edipo vs Yocasta

Cuando estaba estudiando psicología, siempre me resultaron chocantes e incluso algo excéntricas las explicaciones que daba el psicoanálisis al origen de las neurosis, las histerias y los problemas mentales graves vinculados a los trastornos de la personalidad. No concebía cómo un niño de 5 ó 6 años podría querer matar a su padre y acostarse con su madre. Con el tiempo, he ido comprendiendo que, en realidad, hay una explicación mucho más sencilla para la mayoría de estos problemas que los dados por los principios del psicoanálisis. Podemos situar la génesis de los problemas  vinculados a traumas emocionales de la vida adulta en los apegos anormales, maltratos, abandonos, vejaciones (físicas y morales) y abusos sexuales sufridos en la infancia del niño por parte de su entorno más cercano. Y eso Freud, lo sabía. Y lo intento decir… pero se tuvo que retractar y tuvo que desarrollar otro enfoque más convincente y  adecuado a su época y circunstancias. Cosa que le paso factura a lo largo de su vida.

Continuar leyendo “El abuso sexual infantil desde el psicoanálisis. Edipo vs Yocasta”

El poder de la sombra, en el héroe traumatizado.

Voy a darme el permiso -no sé si lo conseguiré-  de analizar de una manera bastante sintética y desde la humildad, la figura de un mito contemporáneo del comic; para explicar “el viaje del héroe” a nivel del inconsciente colectivo. Concepto que está muy ligado al arquetipo de la “sombra” como parte del psiquismo profundo postulado por Jung, Campbell, Jacobi, von Franz; Rollo May a nivel existencialista y toda la escuela psicoanalítica postjunguiana. Para así poder transmitirles mejor el concepto psicológico de “sombra o proyección”.  Lo voy a realizar tocando diversos “corpus teóricos” desde la ontogénesis del mito hasta la antropología, pasando por la simbología, la psicología, el sueño, la filosofía, la religión, la cultura y el arte en general; sobre todo el pictórico, literario y cinematográfico. De esta manera ampliaré el post anterior referido a “memorias colectivas y arquetipos”, que sugiero de lectura obligada, para poder entender esta disertación escrita.

Continuar leyendo “El poder de la sombra, en el héroe traumatizado.”

Memorias Colectivas… arquetipos.

Hemos visto en las últimas dos entradas, como funciona la memoria individual dentro del trauma y también cómo funcionan las memorias traumáticas familiares vinculadas al clan. Lo que sería para Jung el trauma intergeneracional, que se basa en la memoria proyectiva familiar somatizada, convirtiéndose en lo que en clínica somática se denomina el transgeneracional. Este transgeneracional no deja de ser la proyección traumática del inconsciente familiar que se encarga de transmitir y mantener activas las memorias traumáticas a través de conexiones neuronales tempranas y las transmite a través del genoma y del supuesto ADN “basura” con el fin de que el clan familiar pueda sobrevivir. Prácticamente este conjunto de sinapsis intergeneracionales se activa en el presente, produciendo conductas aprendidas por generaciones del pasado y que siguen siendo útiles o no, en función de que la memoria traumática familiar se duplique, se repare o se somatice a nivel patológico en el “aquí y ahora” de los descendientes del clan.

Podríamos inclusive decir que es este inconsciente familiar el encargado de brindar dichas conexiones a través de conceptos y símbolos que van mucho más allá de lo familiar y que son las memorias colectivas de la humanidad (también llamadas arquetipos). Estos arquetipos son los que para Jung conforman el inconsciente colectivo que cargamos con nosotros, y que hablan de nuestras experiencias; las de nuestros ancestros y las de la humanidad.

Cuando hablamos específicamente de nuestras memorias y de nuestras experiencias traumáticas, consideramos que estas proyecciones inconscientes distorsionan nuestras conductas en el presente, reviviendo sentimientos individuales de nuestras propias memorias traumáticas a través de nuestros flashbacks o memorias procedimentales desestructuradas a nivel espacio temporal, o a través de nuestras memorias procedimentales familiares que se encargan de duplicar o reparar aquellos traumas  que pertenecieron a nuestra familia de origen en el momento del trauma de nuestros ancestros. Sin embargo, los arquetipos colectivos no solo transmiten las experiencias traumáticas de generaciones pasadas, también transmiten los aprendizajes y las experiencias de la humanidad a lo largo de la historia que nos sirven para sobrevivir al trauma y poder transcender al mismo, iniciando nuestra evolución para sanarnos y para transformarnos a través de nuestros aprendizajes. Es lo que se denomina según Campbell (1970), “el Viaje del Héroe”. Continuar leyendo “Memorias Colectivas… arquetipos.”

Memorias del clan familiar.

En post pasados, hemos hablado de la memoria. En este caso volvemos a hablar del tema, pero desde un punto de vista mucho más controvertido. Hoy trataremos lo que se puede denominar “memorias de clan”. Y voy a intentar enfocar este tema de la forma más científica posible. La investigadora israelí Zahava Solomon es una de las personas que más ha trabajado sobre la transmisión generacional del trauma en la Universidad de Tel Aviv y la neurobióloga Rachael Yehuda es una de las principales investigadoras sobre los efectos neurales del trauma generacional y psicosocial, sobre todo en las personas descendientes de las víctimas del holocausto nazi, siendo la jefa de psiquiatría y neuropsicología del hospital Monte Sinaí en Nueva York.

Yehuda (2015) ha demostrado que hay claros cambios en los niveles de cortisol y otros marcadores fisiológicos de la ansiedad en este tipo de sujetos. No obstante este fenotipo, también se puede dar en niños traumatizados o abusados, Lo que está claro, es que se ha podido comprobar en numerosos estudios, tanto del holocausto nazi, como en estudios a familiares de soldados de la primera guerra mundial, aniquilados con gas mostaza; que el sufrimiento traumático de los padres se puede transmitir hasta en cuatro generaciones. Incluso hay algunas tribus nativas norteamericanas (los navajos) que afirman que no son cinco generaciones sino siete, lo mismo que en el modelo animal. En referencia a los estudios realizados vinculados a las masacres y a las marchas forzosas de exilio, reubicación territorial y asimilación cultural que sufrieron estas tribus en las guerras indias norteamericanas a finales del siglo XIX.

Continuar leyendo “Memorias del clan familiar.”