Piscopatologizar al antihéroe…

Durante esta última década, estamos viendo como el perfil psicológico del antihéroe se va posicionando con más fuerza entre nuestra cultura. Por alguna razón, han dejado de atraernos las figuras virtuosas, esas que Carl Jung (2009) definió en su arquetipo del héroe y que hacían frente a la inmoralidad y la protervia. Nuestros eternos salvadores, esos que nos traían la luz luchando contra las tinieblas, ya no nos inspiran.

Continuar leyendo “Piscopatologizar al antihéroe…”

Milgram y la obediencia destructiva…

El Holocausto Nazi, durante el período de la Segunda Guerra Mundial influenció enormemente a las ciencias sociales y a la psicología social. La obediencia destructiva generada por ciertos líderes autoritarios, hacia ciertas estratificaciones sociales y los hechos que se produjeron, motivaron a Stanley Milgram (1974) a realizar un programa de investigación sobre la obediencia a la autoridad. Este experimento se basaba en la perspectiva psicosocial que durante la segunda mitad del siglo XX resaltaba los efectos negativos de los grupos sociales. Vinculando su experimento a otro estudio, comentado ya por mí en otro post:  el “sesgo de la conformidad” el cual fue realizado por Solomon Asch (1953) y ampliado por Moscovici (1981), respecto a la inconformidad social de las minorias. El estudio controversial de Milgram ha constituido un claro ejemplo de sesgo de confirmación positiva en la teorización psicosocial, donde el mantenimiento del status quo, es más importante que el cambio y la transformación social (Haslam y Reicher, 2011). De ahí que Milgram intentará reproducir en sus experimentos distintos niveles de obediencia destructiva, tal y como tuvo lugar durante el gobierno nazi en Alemania. Continuar leyendo “Milgram y la obediencia destructiva…”

Derivas en psicología social…. Construccionismo y postmodernidad.

Hablar de construccionismo social es hablar de postmodernidad. El construccionismo social proviene de la idea inicial del constructo de realidad y de los constructos sujeto / objeto desarrollados por Berger y Luckmann (1966). Los cuales se convierten en concepto meta científico de las ciencias sociales.

Esta construcción de la realidad tomada por estos dos sociólogos fue la síntesis del eje vertebral teórico desarrollado sobre estas mismas ideas en los años ochenta por el psicólogo Kenneth Gergen. Cuando la crisis de la psicología social intenta crear una metateoría para desvincularse de las ciencias sociales. Promovida por el impulso que tuvo el interaccionismo simbólico acuñado por Herbert Blumer en los años treinta del siglo XX y desarrollada por George H. Mead posteriormente. Continuar leyendo “Derivas en psicología social…. Construccionismo y postmodernidad.”

Conformidad social.

Un grupo de individuos siempre tiende a la socialización. Es decir, a la creación de normas y a la presión hacia la obediencia y la conformidad homogénea del mismo. Esta técnica es muy utilizada con el fin de control social en las religiones y en la política. Y también en la estratificación de clases.

La socialización siempre funciona a través de la obediencia y la conformidad social, que sugieren un nivel intrínseco de conflicto inevitable entre el individuo y su grupo, ya que se establece “ipso-facto” que ser miembro de cualquier grupo social, conlleva cierto nivel explícito de subordinación y acatamiento a las normas establecidas que pueden, o no, ser voluntariamente escogidas. Continuar leyendo “Conformidad social.”